Milton Hyland Erickson

1902 - 1980

 

(fuente) THE MILTON H. ERICKSON FOUNDATION

 

Durante su vida, Milton Erickson se hizo famoso por sus "curas milagrosas". Desde su muerte se ha convertido en una leyenda.

En las pasadas décadas, las estrategias brillantes e innovadoras de Milton Erickson para la psicoterapia, hipnosis y comunicación se han convertido en el tema de numerosos congresos internacionales y conferencias. Durante su vida, fue reconocido como el mejor practicante de Hipnosis Médica en todo el mundo. Fue el primer presidente de la AMERICAN SOCIETY OF CLINICAL HYPNOSIS, así como el fundador y editor de la revista de dicha organización. Su récord clínico es impresionante en el número de casos médicos y psiquiátricos que era capaz de tratar exitosamente -con o sin el uso de la hipnosis. Su creatividad y sus poderes de observación son legendarios y sus técnicas formaron la fundación de un estilo completo de procedimientos terapéuticos e hipnóticos.

Como psiquiatra poco ortodoxo, agradable doctor familiar, psicoterapeuta estratégico ingenioso y todo un maestro como hipnoterapeuta, la influencia de Milton Erickson ha revolucionado la psicoterapia occidental. Gracias a él, el tema de la hipnosis ha dejado de ser una superstición y ahora es ampliamente reconocida como una de las herramientas más poderosas para el cambio.

En su propia vida, Milton Erickson tuvo que enfrentar muchas incapacidades personales, que muchas veces lo ayudaron a esforzarse para volverse sumamente hábil en la solución de problemas.

Sus problemas comenzaron pronto. Nacido dentro de una comunidad agrícola pobre en Nevada, Erickson no habló sino hasta los cuatro años. Más tarde, se le encontró una severa dislexia, una profunda sordera y daltonismo. A la edad de diecisiete, estuvo paralizado por un año debido a un ataque de polio, tan grave que su doctor estaba convencido que moriría.

A pesar de estos obstáculos (o quizás debido a ellos), Milton Erickson siguió adelante hasta convertirse en médico y psiquiatra. En los años siguientes se convertiría en el más grande practicante de la hipnosis terapéutica de todo el mundo y en uno de los psicoterapeutas más efectivos de todos los tiempos.

Quizás fueron sus antecedentes agrícolas los que provocaron que se acercara a la psicoterapia de esa manera tan práctica. Cualquiera que esté interesado en aliviar la miseria humana y desarrollar el potencial humano se beneficiará grandemente en la lectura y el aprendizaje de este hombre extraordinario.

Milton Erickson fue un gran investigador dentro de los límites de la hipnosis como herramienta para el cambio personal. Hypnotherapy - An Exploratory Casebook, escrito por Erickson y Ernest L. Rossi, es un compendio comprensible y fascinante de sus casos, transcripciones e ideas.

Ejerció una influencia importante en pensadores como Gregory Bateson y Margaret Mead y colocó la infraestructura de los innovadores de la terapia breve, como Paul Watzlawick, autor del influyente libro Change.

Pasados sus cincuenta años, Erickson fue golpeado por un segundo ataque de polio que le causó un enorme dolor físico. Fue capaz de convertir incluso esto en una oportunidad de aprendizaje para volverse más efectivo en el tratamiento del dolor de las personas con el uso de la hipnosis. Él describe muchos de estos enfoques sobre la alteración sensorial y el manejo del dolor en Hypnotic Alteration of Sensory, Perceptual and Psychological Processes.

A pesar de su precario estado de salud, ya en su vejez, Milton continuó enseñando, demostrando y practicando sus notables habilidades como terapeuta, incluso cuando se vio confinado a una silla de ruedas. Murió a la edad de setenta y nueve años.

El trabajo de Erickson constituye el fundamento de muchos principios y técnicas de la Programación Neurolingüística. Fue uno de los tres terapeutas modelados por Richard Bandler y John Grinder para la creación de las primeras técnicas de la PNL, como puede apreciarse en libros como Patterns of the Hypnotic Techniques of Milton H. Erickson, M.D., Vols. I & II (1976-1977). Varias habilidades y técnicas de la PNL tienen sus raíces en las habilidades y procedimientos hipnóticos practicados por Erickson.

El Modelo Milton [Milton Model], por ejemplo, es un conjunto de patrones verbales asociados con el lenguaje y sugestión hipnótica, nombrado de esa manera en honor de Erickson. Varias técnicas importantes de la PNL también estuvieron inspiradas por el trabajo hipnótico de Erickson, como la Disociación V-K [V-K Dissociation], técnica empleada por Erickson para la inducción al trance y el control del dolor; el Reencuadre [Reframing], hablando a las partes inconscientes de la persona; el Anclaje [Anchoring], estableciendo claves post-hipnóticas; el Cambio de Historia Personal [Change Personal History], de las técnicas hipnóticas de regresión; y el Puente al Futuro [Futurepacing], derivada de la técnica hipnótica de la pseudo-orientación en el tiempo. De hecho, varios de estos procedimientos empezaron como técnicas usadas en conjunción con una inducción formal a un estado de trance. Fue descubierto subsecuentemente que esos procesos también funcionaban eficientemente aún sin que la persona estuviera oficialmente "en trance".

La estrategia fundamental y más importante empleada por Erickson era el proceso de Acompasar y Liderar [Pacing & Leading]. Era un verdadero maestro para encontrarse con sus clientes en su propio modelo empobrecido del mundo, acompasando sus maneras de pensar y, elegantemente, liderándolos hacia maneras más útiles de organizar su experiencia.

 

THE MILTON H. ERICKSON FOUNDATION

3606 North 24th Street Phoenix, Arizona 85016 Phone: (602) 956-6196 Fax: (602) 956-0519

"Desarrolla tu propia técnica. No intentes usar la técnica de otra persona... no intentes imitar mi voz o la cadencia de ella. Descúbrete tú mismo naturalmente. Es el individuo respondiendo al individuo."

- Dr. Milton Erickson

“Cuando abordes un problema difícil, haz de él un esquema interesante”

Milton Erickson primero captaba la atención del paciente por medio de la sorpresa, del impacto, recurriendo a cuentos didácticos. Todas sus historias tenían una estructura y un argumento, a menudo con final feliz

 

1- Biografía

Milton H. Erickson, (n. 5 de diciembre de 1901 en Aurum, Nevada, (EE. UU.); † Phoenix, Arizona, (EE. UU.) 1980). Médico e hipnoterapeuta estadounidense. Ha sido innovador y pionero en cambiar las técnicas de hipnosis aplicadas a la psicoterapia.

Aquejado de poliomielitis a los 17 años, y desahuciado por los médicos, tuvo tiempo y temple para recuperar los movimientos trabajando la introspección y el control mental, por lo que adquirió un modo de abordar las dificultades psíquicas de manera original y autosugestiva, habilidad o característica que luego aplicó para curar a sus pacientes. Su fuerza de voluntad le permitió sobreponerse a la enfermedad y graduarse en medicina y psicología; trabajó como psiquiatra en numerosas instituciones y, más tarde, como profesor de psiquiatría.

Insiste mucho en el papel que juega el inconciente, entendido no a la manera de Freud sino como reservorio de recursos personales para resolver por sí mismo la problemática de cada individuo.

Milton Erickson sentó las bases de importantes líneas dentro de la psicoterapia breve. Entre los que se incluyen los siguientes enfoques psicoterapéuticos: programación neurolingüística, la Terapia Sistémico Estratégica, la Terapia orientada a las Soluciones entre otras fueron influidas por el pensamiento del Dr. Erickson.

El origen y el desarrollo de su particular estilo de terapia puede encontrarse en sus vivencias personales tan particulares y la forma en que enfrentó su enfermedad, y aunque la hipnosis fue una herramienta importante, lo fundamental de su modelo terapéutico era el cambio en la otra persona a través de la relación interpersonal. Su modelo terapéutico no responde a escuela clínica alguna, excluyéndose de la influencia del psicoanálisis, del conductismo y de la terapia sistémica.

Para entender el enfoque terapéutico que desarrolló Milton Erickson, es necesario conocer a la persona antes que al terapeuta, pues en este caso, más que en ningún otro, las particularidades de su vida determinaron de forma fundamental su enfoque de trabajo clínico.

Erickson nació en 1901 en Aurum, una pequeña ciudad -ya desaparecida- de Nevada. Su familia, conformada por sus padres, siete hermanas y un hermano, emigró a Wisconsin, donde sus padres tenían una granja y toda la familia participaba en los trabajos.

Erickson acumulaba una serie de déficits físicos: era daltoniano, no distinguía los colores (el único color que podía reconocer como tal y que por tanto apreciaba desmesuradamente era el púrpura; le hubiera gustado rodearse de objetos de este color: teléfono, paredes del cuarto de baño, pijamas, etc.) y padecía sordera tonal. A esto hay que añadir que cuando Erickson cumplió los dieciséis años, sufrió su primer ataque de polio. Según los médicos, el joven no sobreviviría y en el mejor de lo casos, no podría caminar nunca más.

Permaneció en cama, incapaz de mover el menor músculo y sin ninguna sensación corporal; lo único que podía mover todavía eran los ojos y, felizmente, el oído no se había visto afectado. Ya que el joven Erickson no podía determinar dónde estaban sus brazos o sus piernas en la cama, se dedicó durante horas a tratar de localizar sus extremidades, acechando la menor sensación de una mano, un pie o un dedo, por lo cual se volvió particularmente atento a los movimientos.

Para matar el aburrimiento postrado en la cama, empezó a observar cuidadosamente a la gente y su entorno, comprendiendo la importancia del lenguaje no verbal y corporal de sus hermanas. Entendió que sus hermanas podrían decir "no" cuando pensaban "sí" y viceversa.

Se volvió así muy atento a los movimientos, incluso pequeñísimos, de su propio cuerpo, movimientos que intentaba entonces amplificar. Observaba a los bebés que aprenden a caminar para descubrir el encadenamiento de sus movimientos, la coordinación de sus esfuerzos, el modo cómo el peso del cuerpo se reparte sobre miembros, etc. Y de ahí sacó lecciones tanto para su propia reeducación como para su trabajo en psicoterapia.

Con lo que había aprendido, desarrolló un manejo adecuado de los músculos que la polio le había dejado servibles y aprendió a caminar cojeando con la mínima tensión posible. Pero esto también le hizo consciente de los movimientos físicos y de cómo la gente utiliza pequeños indicadores o movimientos de adaptación, que se vuelven reveladores para quien los observa. Dentro de nuestra comunicación es fundamental el movimiento corporal.

Debido a su sordera tonal, centró su atención en los elementos relacionales más que en el contenido del discurso verbal. Como él mismo aseguraba, muchos patrones del comportamiento en una persona están reflejados en el modo como la persona dice algo, más que por lo que dice.

En menos de un año fue capaz de caminar con muletas. Empezó entonces sus estudios de medicina. Sus primeros contactos con la hipnosis tuvieron lugar en sus cursos en la Universidad de Wisconsin, donde el doctor Clark L. Hull acudió para hacer una demostración. Milton quedó fascinado y se ejercitó en las técnicas hipnóticas con todo el que se prestó a servir de cobaya: sus condiscípulos, sus amigos, los miembros de su familia, etc. Al año siguiente asistió a un seminario con Hull, durante el cual la mayor parte del tiempo estuvo dedicada a analizar las experiencias del joven Erickson.

Después de su primer año de universidad, un médico le aconsejó hacer la mayor cantidad de ejercicio físico posible, al aire libre y sin cansar demasiado las piernas. Erickson decidió entonces hacer un viaje en canoa durante las vacaciones del verano (Wittezaele y García, 1994). Este viaje, sin lugar a dudas, reflejó la personalidad de Erickson. Se procuró una canoa de cinco metros de largo y vestido solamente con un traje de baño, un mono y un pañuelo anudado en la cabeza a guisa de sombrero, se lanzó a la aventura.

Por provisiones disponía de un saquito de judías, otro de arroz y algunos utensilios de cocina, además de dos dólares y treinta y dos centavos para comprarse productos suplementarios. Con estas provisiones pasó de junio a septiembre viajando en el lago de Madison, descendiendo el Yahara, el río Rock, el Mississippi, hasta unos pocos kilómetros de San Luís, y después volvió al río Illinois, luego hacia el río Rock y hasta Madison. Así que, al final del verano había recorrido casi dos mil kilómetros prácticamente sin dinero ni alimentos, sin tener en las piernas la fuerza suficiente para transportar su canoa alrededor de las presas que le bloqueaban el camino y tan débil al principio que sólo podía remar unos pocos kilómetros en el sentido de la corriente para no quedar completamente agotado. Pero su periplo lo transformó físicamente: su pecho aumentó en quince centímetros, era capaz de nadar sin respiro durante más de un kilómetro y medio y de remar a contracorriente desde el amanecer hasta el crepúsculo. Al final, también conseguía transportar su canoa por sí mismo para pasar las presas.

Sin embargo, en 1952 sufrió un nuevo ataque de polio que le dejó parcialmente paralizados el brazo y el lado derechos. Como, además, padecía numerosas alergias, le aconsejaron que se instalara en un lugar desértico, por lo que se fue a vivir a Phoenix, en Arizona. Allí crió a los tres hijos que había tenido de un primer matrimonio, así como los otros cinco que tuvo con su segunda esposa, Elizabeth.

Erickson nunca vivió en la opulencia, a pesar de tener una reputación cada vez mayor en los medios de la hipnosis clínica. Desde los años cuarenta, la revista "Life" se interesó por sus trabajos y cuando Margaret Mead buscó un experto que pudiera explicarle las convergencias entre los trances de los balineses y los trances hipnóticos, se dirigió a él. En los años cincuenta, participó en una de las conferencias Macy y le confiaron la redacción del artículo sobre la hipnosis para la Encyclopaedia Britannica. Colaboró también con Aldous Huxley quien, por medio de la hipnosis intentó descubrir algunos recuerdos precoces, así como explorar los mecanismos de la creatividad.

En 1953, Jay Haley y John Weakland comenzaron sus visitas semanales a Phoenix, dentro de su investigación sobre las paradojas en la comunicación. Haley fue el primer gran difusor de las técnicas brillantes de Erickson. Como consecuencia de estas numerosas publicaciones, Erickson fue cada vez más célebre, hasta terminar su vida como el "gurú de Phoenix".

En esa época, Milton Erickson vivía en una casa modesta y recibió a sus pacientes en un minúsculo despacho. Su salón le sirvió de sala de espera y sus pacientes se mezclaban con la vida familiar y con los numerosos niños, todavía de corta edad, que circulan por toda la casa. Erickson no buscaba ni la gloria ni el dinero; cobró una módica suma tanto a sus alumnos como a sus pacientes. Casi no estableció diferencia entre la terapia, la supervisión y la enseñanza: utilizó las mismas técnicas de influencia. Para él, un cambio era un cambio y la terapia era sólo un aprendizaje, como los otros.

Jeffrey Zeig, uno de sus alumnos, fue testigo de las dificultades físicas y de los sufrimientos que marcaron el final de la vida de Erickson. Tenía que pasar por largas horas de autohipnosis cada mañana para poder continuar con su trabajo por la tarde. Después de una nueva crisis, incluso tuvo que volver a aprender a hablar; el maestro de las entonaciones de voz difícilmente conseguía comunicarse. En 1980, Zeig decidió rendir un homenaje a Erickson organizando el Primer Encuentro Internacional de Hipnosis Ericksoniana. Sin embargo, Erickson nunca asistió a esta consagración de su larga carrera, pues falleció ese mismo año.